Introducción             Fichas de especies             Flora y vegetación             Enlaces             Bibliografía             Novedades             Glosario

Nombre científico
Iris xiphium L.
Nombre común
Lirio bulboso común, lirio español, lirio azul, boca de sierpe.
Sinónimos
Iris taitii Foster, Xiphion vulgare Mill.
Familia
Iridaceae
Descripción
Planta alta, de 40-70 cm de altura cuando está en flor. Presenta bulbos con raíces no persistentes y túnicas papiráceas que se deshacen en fibras longitudinales. Sus hojas basales tienen un tamaño de 30-70 x 0,2-1 cm; las hojas caulinares son gradualmente menores a medida que se aproximan al ápice del tallo, convirtiéndose algunas en brácteas florales. No presentan un haz muy plateado y son acanaladas. Las brácteas se encuentran normalmente cubriendo parte del ovario. En su medio natural las hojas aparecen en otoño. Flores grandes, usualmente solitarias, azules o violetas, en ocasiones con una mancha amarilla en el centro de los tépalos externos. El fruto es una cápsula de 3 a 7 cm de longitud (10) (6).
Ecología
Puede encontrase en matorrales o pastizales, en suelos rocosos o arenosos y a veces en dunas. Puede llegar a crecer en altitudes de hasta 1.500 m. Sus pobres exigencias hídricas permiten a I. xiphium colonizar zonas costeras, protegiendo de la erosión las zonas inclinadas donde se asienta. En la Región de Murcia la encontramos en espartizales, brodes de arroyos y acequias. Aparece en suelos frescos y húmedos, aunque también en suelos más secos y menos desarrollados, incluso con cierta pendiente y expuestos al sol, ya que tolera muy bien ese tipo de terrenos (7).
Distribución
Se extiende por toda la Región Mediterránea occidental. En la Península Ibérica aparece dispersa por todo el territorio; en Portugal, dónde también aparece en algunas regiones, recibe el nombre Iris xiphium var lusitanica. En la Región de Murcia, se da en las comarcas de media altura del noroeste: Ricote, Calasparra, Moratalla, etc., en los pisos bioclimáticos mesomediterráneo y supramediterráneo, con ombroclimas del semiárido al subhúmedo (10) (8) (7).
Floración y fructificación
La floración tiene lugar a partir de abril o mayo hasta junio. A veces a la primera flor, y con ésta ya marchita, le puede suceder la apertura de un segundo botón floral, generalmente de un tamaño menor.
Usos
Iris xiphium representa un grupo muy importante para la industria de los bulbos de flor, ya que se han utilizado para la obtención de una gran variedad de híbridos con alto valor ornamental como flor cortada (2). Varias especies de este iris español han sido utilizadas como parental en numerosas hibridaciones interespecíficas, habiéndose obtenido tipos, como los Iris germanica y variedades comerciales de gran interés. En ecosistemas de monte bajo y vegetación escasa, reduce el impacto negativo paisajístico en época de floración (6). Sin duda es una planta muy útil para jardinería en diferentes tipos de suelo cuando se planta a una densidad elevada. Presenta el mismo interés que I. lutescens , pero con la ventaja de ser más alta y por tanto presentar más posibilidades en su combinación con otras especies y más facilidad para su ubicación cuando se combina con otras especies. Nos remitimos por tanto a los usos dados para I. lutescescens . En Europa, I. xiphium ha sido positivamente valorada, sobre todo en Holanda, que como es sabido posee una gran industria ornamental y una gran tradición en la producción y comercialización de plantas bulbosas, ya que se han servido de esta especie para generar nuevos híbridos. El más importante es el híbrido obtenido a partir de cruces con Iris tingitana Boiss. & Reut., consiguiendo así los llamados Lirios Holandeses. Además de la buena calidad de los híbridos que se consiguen con I. xiphium , la especie puede utilizarse como flor cortada o para incluirla en parterres, en su estado silvestre (7).
Multiplicación
La multiplicación de Iris xiphium se realiza normalmente por bulbos, la cual podría facilitarse mediante el engrosamiento de los 2 ó 3 bulbillos que se generan junto al nuevo bulbo principal que, como éste, pueden ser recogidos o bien dejarlos en el lugar de formación. Estos bulbillos pueden alcanzar el calibre adecuado en 2 ó 3 años. Ensayos realizados por la UPCT indican que los bulbos de mayor calibre tienen una mayor tasa de multiplicación con una alta producción de bulbos pequeños, los cuales son susceptibles de ser empleados para la producción de bulbos comerciales, siendo los de un calibre superior a 7 g los que alcanzan tasas de multiplicación más elevadas (2). Así mismo, la brotación y la floración no se ven favorecidas por la aplicación de altas temperaturas, hecho que contrasta con estudios realizados con anterioridad (4). Es por ello que sería interesante continuar realizando ensayos sobre la influencia de los diferentes tratamientos térmicos en los bulbos. No obstante, la reproducción de la especie puede realizarse también mediante semillas, para lo cual se han realizado estudios en la UPCT con el fin de determinar cuales son las condiciones más favorables para la misma. Estos afirman que la mayor tasa de germinación (85-95%) se obtiene con la aplicación de una temperatura constante de 15ºC, en condiciones de total oscuridad (2). Así mismo, corroboran las hipótesis de estudios anteriores (9), los cuales indican que temperaturas alternas de 20/30ºC inhiben la germinación de la especie.
Manejo en vivero
Para la utilización comercial de esta especie como flor cortada, es importante tener en cuenta su vida útil. Ésta depende mucho del estado de la flor en el momento de corte, ya que si se cortan muy pronto puede que no abran por completo y si se realiza tarde la duración de la flor es menor. Se sabe que es imprescindible meter en agua las flores inmediatamente después de su corte, manteniendo el agua a una temperatura de 0,5 a 5ºC durante el período de almacenamiento (1) (3). Estudios previos demuestran que su cultivo bajo clima mediterráneo en invernadero es perfectamente viable para conseguir una flor cortada de buena calidad (2). Para ello se ha determinado la influencia de la temperatura y el tamaño de los bulbos respecto a la producción, concluyendo que son los bulbos de más de 6 g los que mayor producción ofrecen, teniendo un mayor número tanto de tallos con flor por metro cuadrado. En bulbos de peso superior a 6 g se obtienen también tallos de mayor longitud, aunque el tiempo de cultivo es algo más prolongado que para los bulbos de pesos inferiores (5). La longitud del pedúnculo floral, necesaria para entrar dentro de categorías comerciales, obliga a recomendar una fertilización adecuada para engrosar esta parte de la planta. Por otra parte, el almacenamiento de los bulbos a bajas temperaturas (9 ºC durante siete semanas), es recomendable para obtener una pronta floración (5).
Observaciones
A pesar de que, normalmente, I. xiphium presenta flores solitarias, en la Región de Murcia se han encontrado ejemplares de hasta cinco flores (7).


Bibliografía
Balenzategui L., González A., López J., Bañón S., Fernández, J.A. (2004). Adaptación al cultivo de Iris xiphium para su uso como flor cortada. Actas da Associação Portuguesa de Horticultura, 4: 77-82.
Buschman, J.C.M. (1999). ¿Cómo conservar los Iris?. Cultivo y Comercio. Plantflor, 1: 69.
De Munk W.J., Schipper J. (1993). Iris-Bulbous and Rhizomatous. En: The physiology of flower bulbs. De Hertogh, A.A., Le Nard, M. (Eds. Elsevier Science Publishers). Amsterdam. pp: 349-379.
Fernández, J.A., Peñapareja, D., López, J., González, A. , Bañón, S. (2008). The Effect of Bulb Size and Bulb Temperature Storage Treatments on Flowering of Iris xiphium. IV International Symposium on New Floricultural Crops, 11-15 June, Madeira. Acta Horticulturae (Prensa).
Grey-Wilson, C., Mathew, B. (1982) . Bulbos. Ed. Omega. Barcelona.
López-Espinosa, J.A., Sánchez-Gómez, P., Carrión, M.A., González, A., López, J. (2002). Iridáceas autóctonas como cultivo de ornamentales en Murcia. Horticultura, 165: 76-85.
Sánchez, P., Guerra, J., Coy, E., Hernández, A., Fernández, S., Carrillo, A.F. (1998). Flora de Murcia: Claves de Identificación e Iconografía de Plantas Vasculares. Ed. Diego Marín, Murcia. España.
Sousa, G.B., Monteiro, J.A. (2002). Germinação de sementes de Iris xiphium. I Jornadas Ibéricas de Plantas Ornamentales. Sevilla.
Valdés, B., Talavera, S., Fernández-Galiano, E. (1987). Flora Vascular de Andalucía Occidental. Tomos I, II y III. Ed. Ketres, Barcelona. España.