Introducción             Fichas de especies             Flora y vegetación             Enlaces             Bibliografía             Novedades             Glosario

Nombre científico
Tamarix boveana Bunge.
Nombre común
Taray, taraje,
Familia
Tamaricaceae
Descripción
Pequeño árbol o arbusto, de unos 2-5 metros de altura, robusto y muy ramificado. Sus ramas son totalmente glabras, de un color pardo-rojizo. Hojas escuamiformes y de color verde, alternas, que presentan glándulas salinas. La inflorescencia es un racimo, grueso, que crece en las ramas de años anteriores. La flor, de color blanco o rosa pálido, tiene cuatro pétalos normalmente, aunque en ocasiones pueden presentar cinco. Son de forma obovada o algo elíptica, y suelen mantenerse posteriormente en el fruto. Fruto en cápsula, de unos 6 a 8 mm de tamaño, que se abre en 3 ó 4 valvas. Semillas de tamaño muy reducido, que presentan un penacho de pelos blancos, característica común a casi todas las especies del género (2)(4).
Floración y fructificación
En la Región de Murcia la floración es temprana, pudiendo empezar a florecer en el mes de diciembre.
Usos
Presenta las mismas aplicaciones que T. africana (plazas y jardines, avenidas y bulevares, jardines de acompañamiento viario, pantallas industriales, paseos marítimos, etc.), bien como arbusto, bien como árbol. Así mismo, puede ser una especie sustituta de otras exóticas, como Parkinsonia aculeata L. (paloverde) (316), Myoporum insulare R. Br., Acacia sp., etc.
Multiplicación
Al igual que el resto de especies de su género, T. boveana, aunque puede propagarse por semilla, se multiplica mucho mejor por estaquilla. En ensayos realizados en la UPCT (308) con esquejes procedentes de la parte basal de las ramas, de un diámetro aproximado de 11 a 12 mm, y con la sumersión de los mismos en una disolución de ácido indolbutírico de 500 ppm durante 2 minutos, insertas en vermiculita a 2 cm de profundidad, se han conseguido unos buenos porcentajes de enraizamiento y un buen desarrollo radicular. Ha de tenerse también en cuenta que un exceso de profundidad a la hora de enterrar las estaquillas perjudica tanto al desarrollo radicular como al aéreo, siendo una profundidad adecuada del orden de 3 cm.
Manejo en vivero
Respecto a su producción en vivero pueden seguirse las mismas técnicas que para Tamarix africana, utilizando bandejas de alvéolos de 300 cm3, con plantas {R1T0}. Estudios realizados para Tamarix ramosissima (318) en el suroeste de Estados Unidos, dónde existen zonas que poseen también un clima mediterráneo, indican que la especie responde positivamente con el aporte de los nutrientes principales (en este caso fósforo y nitrógeno). En concreto con dosis en torno a 3,85 mg/l de NH4-N, 3,85 mg/l de NO3-N y 5 mg/l de PO4-P en la fertirrigación de las plántulas, se consiguen crecimientos muy rápidos (? 9 cm en 43 días).
Observaciones
Se encuentra catalogada como especie de interés especial según el Decreto 50/2003, 30 mayo, por el que se crea el Catálogo Regional de Flora Silvestre Protegida de la Región de Murcia.


Bibliografía
García Cruz, A. (2008). El problema de las plantas invasoras procedentes de la jardinería. El caso del Mediterráneo andaluz. Plantflor, 125: 77-80.
López, G. (2004). Guía de los árboles y arbustos de la Península Ibérica y Baleares. 2ª edición. Ed. Mundiprensa, Madrid.
Martínez Aguirre, M.R. (2007). Propagación vegetativa de Tamarix boveana Bunge: Ensayos de enraizamiento de esquejes. Proyecto fin de Carrera. Universidad Politécnica de Cartagena. 143 pp.
Ruiz de la Torre, J., Carreras, C., García Viñas, I., Orti, M. (1996). Manual de la Flora para la restauración de áreas críticas y diversificación en masas forestales. Consejería de Medio Ambiente. Junta de Andalucía (Ed.)