Introducción             Fichas de especies             Flora y vegetación             Enlaces             Bibliografía             Novedades             Glosario

Nombre científico
Nerium oleander L.
Nombre común
Adelfa, baladre, laurel rosa, sanet.
Familia
Apocynaceae.
Descripción
Arbusto de hasta 4 m de altura, de corteza lisa, cuyo color varía del verde pálido al gris claro. Hojas coriáceas, de color verde intenso por el haz y más pálidas por el envés, con el nervio central bien definido, lanceoladas, agudas, de 8-14 cm de longitud y 1,5-2,5 cm de ancho y márgenes enteros. Inflorescencias terminales en corimbos, con numerosas flores fragantes de color rosa pálido, que se desarrollan en las terminaciones de las ramas. Fruto folicular, lignificado parcialmente, dehiscente a la madurez, que contiene numerosas semillas de forma oblonga y cubiertas de vilano sentado que facilita su dispersión.
Ecología
Arbusto termófilo, frecuente en fondos de barrancos y bordes de cursos de agua, siendo muy común en las ramblas, donde convive frecuentemente con los tarajes, quedando únicamente excluida en condiciones muy salinas. También se localiza en ambientes litorales expuesta a aerosoles marinos, los cuales resiste muy bien. Es una planta de gran rusticidad que tolera bastante bien los periodos prolongados de sequía típicos del sureste de España, siempre que disponga de humedad freática o de algún periodo húmedo a lo largo del año, aunque sea corto.
Distribución
Crece espontáneamente en la zona litoral de la cuenca mediterránea y del sudoeste asiático, aunque también se ha naturalizado en Indochina, Norte de África y en varias áreas de las zonas subtropicales de América. (9) (8).
Floración y fructificación
La floración ocurre al año y medio o en el segundo año de vida, produciéndose con la mayor profusión durante los meses más cálidos (de mayo a septiembre). En condiciones del Sureste Ibérico es frecuente que la floración se extienda hasta principios de noviembre. El fruto permanece en la planta durante bastante tiempo.
Usos
De gran utilidad en la composición de paisajes de ribera. También para restauración de ramblas, resistiendo bastante bien periodos prolongados de sequía. Su importancia ornamental se debe principalmente a la facilidad de asumir diversos usos (arbolillo, arbusto, seto, planta de maceta, etc.) y tener una abundante y prolongada floración. Su gran rusticidad, especialmente en poblaciones silvestres, y su elevado valor ornamental, han favorecido su gran popularidad en el ámbito de la jardinería y el de la planta en maceta. Presenta un gran interés de uso en la jardinería de acompañamiento viario y como pantalla industrial, por su capacidad para paliar la contaminación química y sonora.
Multiplicación
Las semillas pueden recolectarse a finales de otoño y principios del invierno; en el Sureste Ibérico esto puede hacerse incluso bien entrado el invierno. La pelusa de las semillas se puede quitar en su mayor parte pasándolas por una torre de tamices. Las semillas no precisan de ningún tratamiento específico para hacerlas germinar. La germinación ocurre en aproximadamente 15 días. La reproducción por semilla es muy fácil, no obstante, la mejor forma para su propagación es por esquejes. En general, para la recolección de esquejes cualquier época es buena, ya que la adelfa presenta unos buenos porcentajes de enraizamiento. A continuación se exponen los resultados obtenidos en relación con diversos factores influyentes en el enraizamiento. Estacionalidad y posición del esqueje: el porcentaje de enraizamiento se ve influenciado por la fecha del esquejado de tal modo que los mayores porcentajes de enraizamiento se producen en los meses estivales (de junio a septiembre) respecto a los meses de otoño-invierno (noviembre a febrero), éstos últimos coincidentes con el periodo de reposo invernal de la adelfa. El tipo de esqueje en relación con su posición en el tallo (topófisis) también es importante. Así los esquejes basales han revelado una mayor capacidad para producir raíces que esquejes centrales y apicales en los meses de noviembre y febrero, mientras dicha capacidad es superada por esquejes centrales y apicales en los meses de junio y septiembre (4) (6). Sustrato de enraizamiento: un buen sustrato para el enraizamiento de la adelfa debe presentar una baja densidad aparente, una elevada porosidad total, una buena relación entre aireación y agua fácilmente disponible y unos niveles adecuados de agua de reserva. Algunos sustratos que han dado buenos resultados y que reúnen dichas características son vermiculita M2 y M3, y fibra de coco. La perlita por sí sola no es aconsejable para el enraizamiento debido a su inestabilidad física, acentuada bajo condiciones de nebulización en invernadero (5). Temperatura del medio de enraizamiento: la influencia de la temperatura del medio de enraizamiento sobre la rizogénesis de los esquejes es clara. Temperaturas del orden de 25ºC han resultado más efectivas para incrementar el crecimiento radical y el número de raíces por esqueje (4). Reguladores del crecimiento: el empleo de ácido indolbutírico es efectivo en el incremento del enraizamiento de esquejes de adelfa hasta alcanzar concentraciones superiores a 2.000 mg/l, a partir de las cuales el efecto conseguido es inverso, e incluso puede resultar fitotóxico. Por otro lado, determinado tipo de reguladores del crecimiento pueden ser igualmente eficaces y en menor concentración. Paclobutrazol aumentó el porcentaje de enraizamiento y el número de raíces por esqueje, mejorando así la calidad de la rizogénesis y proporcionando esquejes más desarrollados a concentraciones comprendidas entre 1.000 y 3.000 mg/l. Etefón es un agente liberador de etileno, que ha demostrado ser eficaz en el aumento del porcentaje de enraizamiento. Concentraciones de este producto de entre 500 y 1.000 mg/l mejoran la calidad del enraizamiento además de aumentar el porcentaje del mismo, produciendo un sistema radical con gran ramificación. No obstante, concentraciones superiores a 1.000 mg/l no son apropiadas por ser capaces de producir efectos negativos sobre el enraizamiento (4) (7).
Manejo en vivero
La utilización de riego deficitario y humedad ambiental baja en el vivero reduce el porcentaje de mortalidad de las plántulas trasplantadas en condiciones de sequía y calor, especialmente cuando ambos tratamientos se aplican conjuntamente (3) (4). Se ha comprobado que una concentración de 140 mM de NaCl produce aproximadamente un 15% de mortalidad en plantas de adelfa cultivadas en vivero, produciendo además síntomas de daños en las hojas en un 32% de la superficie foliar de la planta. Paclobutrazol se ha mostrado efectivo en la mejora del desarrollo de las adelfas bajo condiciones de riego salino, al contener la expresión de síntomas salinos y reducir la defoliación, incluso con niveles salinos elevados (140 mM). También ha sido capaz de reducir la mortalidad de las plantas (1) (2) (4).


Bibliografía
Bañón S., Ochoa, J., González, A. (2001c). Manipulation of oleander growth, development and foliage colour by paclobutrazol and ethephon. Gartenbauwissenschaft, 66: 123-132.
Bañón, S., Fernández, J. A., Ochoa, J., Sánchez-Blanco, M. J. (2005). Paclobutrazol as an aid to reduce some effects of salt stress in oleander seedlings. European Journal of Horticultural Science, 70: 43-49.
Bañón, S., Ochoa, J., Franco, J. A., Alarcón, J. J., Sánchez-Blanco, M. J. (2006). Hardening of oleander seedlings by deficit irrigation and low air humidity. Environmental and Experimental Botany, 56: 36-43.
Ochoa, J. (2002). Optimización viverística de Nerium oleander L. Tesis Doctoral. Universidad Politécnica de Cartagena.
Ochoa, J., Bañón, S.,  Fernández, J. A., Franco, J. A., González, A. (2003). Influence of cutting position and rooting media on rhizogenesis in oleander cuttings. Acta Horticulturae, 608: 101-106.
Ochoa, J., Bañón, S., Fernández, J.A., González, A., Rodríguez, R., López, M.J. (2002). Variación estacional de la capacidad de enraizamiento de esquejes de adelfa. Agrícola Vergel, 251: 689-694.
Ochoa, J., Bañón, S., González, A., Martínez, P.F. (2000). Efectos de la aplicación de reguladores del crecimiento sobre la rizogénesis de esquejes de adelfa. Actas de Horticultura, 31: 7-17.
Rivas Goday, S., Piniés, C.M. (1949). Acerca del área ecológica de la adelfa (Nerium oleander). Farmacognosia. Anales Inst. J.C. Mutis, 15: 223-230.
Tutin, T.G., Heywood, V.H., Burges, N.A., Moore, D.M., Valiente, D.H., Walters, S.M., Webb, D.A. (1964-1980). Flora Europaea. Cambridge University Press, Cambridge.