Introducción             Fichas de especies             Flora y vegetación             Enlaces             Bibliografía             Novedades             Glosario

Nombre científico
Periploca angustifolia Labill.
Nombre común
Cornical, cornal, cornicabra.
Sinónimos
Periploca laevigata subsp. angustifolia (Labill.) Markgraf
Familia
Asclepiadaceae
Descripción
Arbusto que puede alcanzar de dos a tres metros de altura pero que normalmente mide 1-1,5 metros. Sus ramas presentan cierta flexibilidad, lo que les permite crecer enmarañadas con otros arbustos. Son de color grisáceo las más viejas, pardas las jóvenes, algo estriadas. Las hojas son  enteras, linear-lanceoladas, subsentadas, de color verde intenso. A veces se presentan dispuestas de forma opuesta y otras formando pequeños fascículos. Las flores son hermafroditas y se disponen en cimas axilares. Son de color rojizo en el centro y verdoso en el borde de los pétalos. En el centro de la corola presentan cinco filamentos curvados hacia el interior. El fruto, órgano más singular de está especie, esta formado por dos vainas que en su origen son convergentes, para después ir expandiéndose hasta quedar opuestos. Miden de 5 a 15 cm de longitud cada uno, y contienen gran número de semillas de color negro y forma aplanada, coronadas por un apéndice de pelos blancos (1) (2) (3).
Ecología
Periploca angustifolia crece en el piso termomediterráneo, con un ombrotipo semiárido (4). Posee la particularidad de entrar en actividad vegetativa tan pronto como llegan las lluvias, independientemente del estado fenológico alcanzado. Su forma redondeada le evita el exceso de transpiración, importante mecanismo en zonas de sequía (364). Habita en matorrales hiperxerófilos siempre cerca de la costa, desde el nivel del mar hasta los 300 metros de altitud (1) (2). Se desarrolla tanto sobre suelos pedregosos como sobre suelos profundos y bien desarrollados, aunque prefiere los de tipo calcáreo (364).
Distribución
Esta especie sólo la encontramos en la Región Mediterránea y en la Macaronésica. En la Península Ibérica se distribuye por el sudeste árido y semiárido: costas de Murcia, Alicante y Almería (1) (2). En la Región de Murcia se presenta fundamentalmente en la costa, aunque también la podemos encontrar muy puntualmente en algunas sierras del interior (Sierra Espuña, Sierra de Ascoy, etc.) (4).
Floración y fructificación
La floración tiene lugar durante todo el año, pero con un máximo en primavera y otro en otoño (3).
Usos
El cornical es un arbusto que posee un interesante valor ornamental debido a su floración y fructificación (3). Puede utilizarse formando grandes grupos o como elemento aislado (flores y frutos aportan un valor estético muy particular). Al igual que otros arbustos de porte similar resulta ideal para jardines de acompañamiento viario (isletas, rotondas, taludes, etc.), incluso como macizo arbustivo único o en mosaicos con lavanda, romero, tomillo, salvia, etc. También para formar borduras (317) o como enredadera (3). Resiste muy bien en ambientes afectados por los aerosoles marinos (317), por lo que es interesante para la jardinería de paseos marítimos. Otra utilidad podría ser como pantalla industrial en polígonos industriales como barrera química y acústica.
Multiplicación
P. angustifolia se reproduce por semilla. Según algunos autores, las semillas de mayor tamaño tienen facilidad para germinar sin necesidad de aplicar ningún tratamiento pregerminativo (60% de germinación aproximadamente) (3). Algunos estudios realizados afirman que la temperatura óptima de germinación es 25ºC, a la cual la capacidad germinativa de la especie oscila entre el 73 y el 93% (365).
Manejo en vivero
Para su producción en vivero se aconseja la utilización de envases grandes, ya que presenta un gran desarrollo radicular (3). Es importante tener en cuenta el rápido desarrollo radical de P. angustifolia durante los primeros meses tras la germinación (noviembre). Este comportamiento se da  a pesar de las bajas temperaturas del invierno, lo que se considera un mecanismo de adaptación a los ambientes áridos. Por tanto un largo periodo en el vivero para especies con esta característica puede provocar la deformación de las raíces y reducir el éxito en el posterior trasplante. Para ello se han realizado estudios que confirman una significativa correlación entre los parámetros de crecimiento aéreos y subterráneos. Este fenómeno permite estimar así el estado del sistema radical simplemente observando la parte aérea de la planta, y calcular el tiempo que debe la planta permanecer en el vivero (366). Para su plantación en terreno definitivo se recomienda utilizar ejemplares de  una o dos savias, realizándola en otoño (3). Si se realiza una siembra directa en áreas de clima árido debe tenerse en cuenta que la temperatura mínima de germinación es de 8ºC, lo cual puede limitar la extensión de la especie (365).
Observaciones
La red internacional para la conservación de los recursos genéticos de la flora mediterránea (Proyecto “Genmedoc”) en la Región de Murcia, incluye a P. angustifolia en su plan de recolección, tratamiento y conservación de especies vegetales en bancos de semillas.


Bibliografía
López, G. (2004). Guía de los árboles y arbustos de la Península Ibérica y Baleares. 2ª edición. Ed. Mundiprensa, Madrid.
Rosúa Campos J.L., López de Hierro López, L., Martín Molero, J.C., Serrano Bernardo, F.A., Sánchez Lancha, A. (2001). Procedencias de las Especies Vegetales Autóctonas de Andalucía Utilizadas en Restauración de la Cubierta Vegetal. Tomos I, II. Junta de Andalucía. Consejería de Medio Ambiente.
Ruiz de la Torre, J., Carreras, C., García Viñas, I., Orti, M. (1996). Manual de la Flora para la restauración de áreas críticas y diversificación en masas forestales. Consejería de Medio Ambiente. Junta de Andalucía (Ed.)
Sánchez, P., Guerra, J., Coy, E., Hernández, A., Fernández, S., Carrillo, A.F. (1998). Flora de Murcia: Claves de Identificación e Iconografía de Plantas Vasculares. Ed. Diego Marín, Murcia. España.