Introducción             Fichas de especies             Flora y vegetación             Enlaces             Bibliografía             Novedades             Glosario

Nombre científico
Osyris lanceolata Steudel & Hochst.
Nombre común
Bayón,
Sinónimos
Osyris lanceolata f. acuminata Gros, Osyris lanceolata f. obtusa Gros, Osyris myrtifolia Pourr., Osyris quadripartita Salzm. ex Decne.
Familia
Santalaceae
Descripción
Arbusto glabro, rizomatoso y perenne que suele medir de uno a tres metros de altura. Sus tallos son múltiples, erectos y de superficie estriada. Las hojas, como en nombre de la especie indica, tienen forma lanceolada. Se disponen de forma alterna. Son coriáceas y sésiles. Las flores masculinas aparecen en cimas axilares, provistas de brácteas. Las flores femeninas se presentan solitarias (en ocasiones en grupos de tres o cuatro) al final de las ramillas. El fruto es una drupa de forma redondeada y de color anaranjado o rojizo. Cada fruto contiene una única semilla, de cubierta lisa (1)(4)(2)(348).
Ecología
Osyris lanceolata crece en los pisos bioclimáticos termomediterráneo y mesomediterráneo, con ombrotipos semiárido y seco (3). Crece en matorrales y roquedos del litoral, normalmente en zonas soleadas ya que prefiere un clima lo más cálido posible, no tolerando bien las heladas (1)(3). Debido a esto permanece cerca del mar para evitar las posibles heladas del interior, llegando a aparecer altitudinalmente hasta los 800 metros (4)(2). Respecto al suelo, aunque se le considera indiferente y se adapta a diferentes tipos de sustratos, la especie prefiere los terrenos ricos en sílice (2).
Distribución
Aparece principalmente en la Región Mediterránea: Península Ibérica, Islas Baleares y noroeste de África. También la encontramos en la Región Macaronésica (Islas Canarias) (4). En la Península Ibérica se distribuye por el litoral mediterráneo desde la Comunidad Valenciana pasando por las costas onubenses y llegando hasta la costa del Algarve portugués. En la Región de Murcia la encontraremos frecuentemente en las sierras de Cartagena, al ser una planta de ambientes cálidos.
Floración y fructificación
O. lanceolata es dioica. Las plantas femeninas pueden tener una actividad reproductiva durante todo el año. Esto es debido a la larga duración de las sucesivas etapas del ciclo y a la asincronía en el desarrollo de la cosecha. Estos ciclos corresponden a las etapas de floración de años consecutivos, que se superponen en cada individuo. La floración tiene lugar normalmente en primavera. Los frutos se desarrollan en verano y pueden madurar en cualquier momento del año. La probabilidad del ajuste de los frutos maduros disminuye regularmente desde las flores tempranas a las tardías, debido al aumento de la tasa de aborto de ovarios. La limitación de recursos en la estación seca de verano parece responsable de este modelo de maduración selectiva de los frutos (392).
Usos
Debido a la compacidad de su porte, se podría usar como seto natural, si bien no se conoce nada sobre su respuesta a la poda. Son interesantes también como ejemplares aislados o agregaciones monoespecíficas o formando mosaicos con otras especies arbustivas en jardinería de acompañamiento viario (isletas, rotondas, medianas, taludes, etc.). Su follaje aporta una tonalidad glauca interesante y sus frutos de color rojizo, con una prolongada presencia en el ejemplar, le añaden interés y valor ornamental. También es posible utilizarlo como arbolillo, al igual que otros arbustos similares, en cuyo caso sería interesante su utilización como ejemplar aislado en espacios abiertos por la belleza, contraste y singularidad del conjunto.
Multiplicación
Estudios de germinación indican que retirar la cubierta seminal (la cual actúa de barrera y dificulta la nascencia) y la sumersión de éstas en agua caliente mejora la tasa de germinación (66.5%) y acelera todo el proceso. Las semillas almacenadas a 3-5ºC conservan la viabilidad durante algún tiempo, siempre y cuando se mantenga su humedad entre el 15 y el 25%. Valores fuera de ese rango pueden resultar nefastos para las semillas, ya que se trata de semillas recalcitrantes. Temperaturas inferiores a 3ºC y superiores a 13ºC disminuyen rápidamente la vida útil de semillas (388).   Respecto a la propagación vegetativa, no se conocen ensayos sobre la capacidad de enraizamiento de esta especie.
Manejo en vivero
Para su cultivo en vivero, se pueden utilizar bandejas de alveolos de 200-300 cm3, de alta densidad (más de 40 alveolos por bandeja). No presenta problemas de nascencia, pero al ser una especie hemiparásita dificulta la producción de planta comercial (fuente: “Viveros Ajauque”).
Observaciones
Osyris lanceolata se encuentra catalogada como especie de interés especial según el Decreto 50/2003, 30 mayo, por el que se crea el Catálogo Regional de Flora Silvestre Protegida de la Región de Murcia.


Bibliografía
López, G. (2004). Guía de los árboles y arbustos de la Península Ibérica y Baleares. 2ª edición. Ed. Mundiprensa, Madrid.
Rosúa Campos J.L., López de Hierro López, L., Martín Molero, J.C., Serrano Bernardo, F.A., Sánchez Lancha, A. (2001). Procedencias de las Especies Vegetales Autóctonas de Andalucía Utilizadas en Restauración de la Cubierta Vegetal. Tomos I, II. Junta de Andalucía. Consejería de Medio Ambiente.
Sánchez, P., Guerra, J., Coy, E., Hernández, A., Fernández, S., Carrillo, A.F. (1998). Flora de Murcia: Claves de Identificación e Iconografía de Plantas Vasculares. Ed. Diego Marín, Murcia. España.
Valdés, B., Talavera, S., Fernández-Galiano, E. (1987). Flora Vascular de Andalucía Occidental. Tomos I, II y III. Ed. Ketres, Barcelona. España.